sábado, 16 de julio de 2016

Nueva actuación de la AHG en la sierra de Baza

L a segunda semana de junio, los alumnos de tercer ciclo de primaria del colegio Ave María - Casa Madre desarrollaron una actividad del Aula de la Naturaleza Valparaíso con un nuevo salvamento y arreglo de un pilón clave en el Parque Natural Sierra de Baza para esta especie.

El sapo partero bético (Alytes dickhilleni) está considerado con la categoría de amenaza de Vulnerable a la extinción (VU -UICN, 2000-). Es una especie única a nivel mundial presente en nuestra geografía, y pertenece a un grupo de anfibios (los únicos del Paleártico) que proveen de cuidados parentales a sus huevos, cargando los machos con ellos entre sus patas traseras durante varias semanas hasta su completa maduración.
Macho de sapo partero bético portantdo la puesta fotografiado en este mismo lugar en 2014

Precedentes

Hace un par de años otro alumno del centro (Sergio Ruíz) descubrió unas larvas en ese pilón a punto de secarse. Eso originó un aviso a los agentes del parque y a la Asociación Herpetológica Granadina. Se realizaron los salvamentos y junto con la asociación Amigos del Parque Sierra de Baza, se procedió al arreglo y adecuación del pilón y la limpieza y corrección del albercón cercano, por entonces seco.

Recientemente nos comunicaron la reaparición de las grietas (parece ser, por acción de las raíces de los árboles).
Pilón rajado a la mitad.
Se nos ocurrió la idea de instalar un polietileno especial que además de su función impermeabilizante, pensamos que puede prevenir frente a la potencial riesgo de aparición del hongo quitridio, que está diezmando esta especie (Batrachochytrium dendrobatidis), en las sierras de Cazorla y Segura, y que acaba de ser descubierto también en Sierra Nevada, al alcanzar el agua mayor temperatura y favorecer el sistema inmune de los anfibios y el desarrollo más rápido de los renacuajos. 
Pegado de la membrana impermeable con un pegamento especial
La actuación terminada mantiene un nivel rasante del nivel.

Como medidas preventivas, se utilizó equipo nuevo para evitar la transmisión de enfermedades. Todo el material fue adquirido (y la propia actuación, sufragada) por la Asociación Herpetológica Granadina. Los trabados de instalación corrieron a cargo de los alumnos y alumnas del colegio Ave María, dirigidos por el coordinador del Aula de la Naturaleza.

En el rescate, se rescataron 110 larvas, que fueron trasladadas a la alberca del centro de interpretación del Parque (Centro de visitantes de Narváez), cercano al punto de intervención. Unas 170 fueron dejadas en el pilón. El Parque Natural se ha comprometido a realizar una labor de seguimiento de la actuación.

Larvas colectadas para su traslado.
Larvas remanentes en el pilón previamente acondicionado.


Agradecemos especialmente la colaboración del director del Parque Natural, César Rafael Córdoba, por su interés, cercanía y apoyo en todo momento. Ojalá todos los directores de Parque fueran como él.

Se reforzaron los refugios y las rampas de acceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada